Todo o Nada, las fotografías de Mario Testino en el Museo Thyssen-Bornemisza
Escrito por Águeda Beatriz Esteban Gallego   
Jueves, 23 de Septiembre de 2010 10:59

El Museo Thyssen-Bornemisza acoge por primera vez en España la obra del fotógrafo peruano Mario Testino. Fotografías de celebrities de nuestro tiempo como Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Demi Moore, Jennifer Aniston o Nicole Kidman, por ejemplo, nos muestran como es la “mujer Testino”. Una mujer, según dice el propio autor, fuerte e independiente sin llegar a perder su feminidad.

Todo o Nada hace referencia a un mundo irónico en el que ese “todo” que nos viste y nos enmascara nos convierte en “nada” y aquel “nada” que nos desnuda y nos deja al descubierto enseña nuestro verdadero “todo”. Imágenes con grandes vestidos de época, rebosantes, enlazan con desnudos íntegros provocativos. Sin embargo, el erotismo de la exposición radica en la provocación que se produce al desvestir. El paso insinuante entre lo que se ve y lo que no se ve es mucho más llamativo que el “todo” al descubierto.

Mario Testino, además de su trabajo privado, colabora con revistas de moda como Vogue o Vanity Fair. Consigue ser un gran amigo de las mujeres que posan para él y eso es altamente apreciable en sus fotografías. La confianza de la modelo en su fotógrafo y la relajación que ésta siente en la sesión es la clave del éxito del peruano.

Como podemos leer en la introducción que el director del Museo Thyssen, Guillermo Solana, hace en el catálogo, Testino actúa como un espectador fuera del espectáculo. Fotografía a sus modelos fuera de las pasarelas y escenarios. Así encontramos imágenes como la de Natalia Vodianova recogiendo las sillas tras acabar la fiesta, el mundo de detrás del escenario que no estamos acostumbrados a ver. Solana hace referencia a cómo esta misma posición es la que podemos observar por primera vez en las obras de las bailarinas de Degas o los saltimbanquis de Picasso. Esta vez Testino la lleva a una nueva técnica artística, la fotografía.

Muchos se preguntan el porqué de una exposición de este tipo en un museo como el Thyssen. Mario es la versión actual de lo que durante siglos hacían los retratistas privados que pintaban a los nobles con sus mejores trajes de galas. Una visión contemporánea de la mujer, del retrato tradicional y de la moda del momento.

El artista habla de la tolerancia como principal virtud para poder observar la sociedad de hoy en día donde se discuten los retoques desde el mero photoshop (al igual que en renacimiento se idealizaban los rostros de los retratados) hasta la pura cirugía estética.

La exposición, comisariada por Patrick Kinmonth, tendrá lugar en la Sala Moneo del Museo Thyssen-Bornemisza desde el martes 21 de septiembre hasta el próximo 9 de enero de 2011, y permanecerá abierta de martes a domingos en horario de 10:00 a 19:00 h. (las taquillas cerrarán a las 18:30 h.).